CALEIDOSCOPIO

La oxitocina, la seduccion, la vida sexual, el amor sexual en la pareja, el amor…..

Las mujeres emocionalmente inteligentes disfrutan más del sexo, según una investigación del King’s College de Londres que publica el “Journal of Sexual Medicine”.

La investigación comparó más de 2.000 hermanas gemelas y constató que aquellas con una mayor inteligencia emocional (definida como la capacidad de reconocer y manejar sentimientos propios y ajenos) tenían más orgasmos y una vida sexual más satisfactoria.

Las 2.035 participantes en el estudio contestaron a amplios cuestionarios sobre su vida sexual y a preguntas destinadas a determinar clínicamente su grado de inteligencia emocional.

La conclusión fue que existe “una vinculación significativa” entre la inteligencia emocional y la frecuencia de los orgasmos durante la masturbación y la actividad sexual con otra persona.

“La inteligencia emocional parece tener una incidencia directa en el funcionamiento sexual de las mujeres, al influir en su capacidad para comunicar sus expectativas y deseos sexuales a su pareja”, explicó la psiquiatra Andrea Burri, directora de la investigación.

La atracción sexual es más química que física, pues algunas hormonas son las culpables de que pierdas la cabeza por el ser amado.

Los síntomas del amor

Una serie de sustancias químicas, entre las que se encuentran las endorfinas, la feniletilamina, la dopamina y la norepinefrina, son las encargadas de poner en marcha el proceso de atracción sexual.

Nosotros mismos lo notamos cuando tenemos cerca a la persona que nos gusta: sentimos un cosquilleo en el estómago, el corazón nos palpita con fuerza y nos cuesta trabajo articular las palabras, a veces incluso sudamos más de la cuenta y perdemos el apetito. Con estos síntomas físicos, las hormonas nos avisan que nos hemos enamorado.

En busca del amor eterno

Un grupo de científicos ha descubierto que la capacidad del ser humano para mantener una relación depende de su nivel de oxitocina, la hormona responsable de crear vínculos afectivos, que influye en la unión entre dos amantes, de forma que a aquellas personas que tengan una cantidad menor de oxitocina les será más difícil durar con su pareja.

Médicos estadounidenses que han investigado el papel de hormonas como la dopamina y la norepinefrina en la atracción entre las personas se han atrevido a ponerle fecha de caducidad al amor: entre dos y tres años, que es el tiempo que dura el efecto de estas sustancias en el cerebro.

Olfato para el amor

Otra manera de mantener viva la llama de la pasión es por medio del olor corporal. Los científicos han descubierto la importancia que tiene el olor cuando se busca una relación estable.

Igual que los animales se guían por el olfato durante el apareamiento, los seres humanos usamos inconcientemente este sentido para elegir pareja. Por medio de las feromonas, otras hormonas relacionadas con la atracción sexual, somos capaces de detectar el olor corporal de los demás y responder ante este estímulo.

Según los investigadores, los efectos de las feromonas afectan más a los hombres, sobre todo durante la ovulación de las mujeres, días en los que nuestro olor les resulta más atrayente.

El poder de las feromonas es tan grande que podría determinar la orientación sexual de una persona. Estudios recientes han comprobado cómo el olor de las personas es diferente, no sólo en función de su género, sino también de su tendencia heterosexual u homosexual, lo que convertiría a la homosexualidad en una característica biológica y no en una conducta elegida.

La oxitocina

La oxitocina (del Latin “nacimiento rápido”) es una hormona relacionada con los patrones sexuales y con la conducta maternal y paternal que actúa también como neurotransmisor en el cerebro. En las mujeres, la oxitocina se libera en grandes cantidades tras la distensión del cérvix uterino y la vagina durante el parto, así como en respuesta a la estimulación del pezón por la succión del bebé, facilitando por tanto el parto y la lactancia.

También se piensa que su función está asociada con la afectividad, la ternura, el contacto y el orgasmo en ambos sexos. Algunos la llaman la “molécula de la monogamia” o “molécula de la confianza”. En el cerebro parece estar involucrada en el reconocimiento y establecimiento de relaciones sociales y podría estar involucrada en la formación de relaciones de confianza y generosidad entre personas.

Sildenafil y oxitocina
Viagra y oxitocina

Viagra (Sildenafil) además de ser un tratamiento eficaz contra la disfunción eréctil, podría aumentar los niveles de una hormona ligada con los sentimientos del amor, según informaron estudios efectuados en la Universidad de Wisconsin-Madison.

Este fármaco, aumenta los niveles de la hormona oxitocina en modelo de ratas. La oxitocina está relacionada con el orgasmo y los sentimientos de placer sexual, actuando también en las actividades del cuidado y el parto.

En tal sentido, las investigaciones revelan que Sildenafil, así como otros fármacos similares, actúan en la zona del cerebro que controla la liberación de la oxitocina, según declaraciones del Profesor de fisiología de Wisconsin, Meyer Jackson.

Al parecer, aún queda por saber mucho más acerca de Sildenafil y su mecanismo de acción, pudiendo vislumbrarse a futuro nuevas aplicaciones terapéuticas para el uso de este fármaco.

“Journal of Sexual Medicine”. http://mariacristinacatuara.wordpress.com

Anuncios

1 comentario en “La oxitocina, la seduccion, la vida sexual, el amor sexual en la pareja, el amor…..”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s