CALEIDOSCOPIO

Nosotra que nos Queremos LAS ANCIANAS SE RÍEN JUNTAS

Una vez al mes realizamo el Círculo de Mujeres “Nosotras que nos queremos”, un espacio de sanación, de armado red y de escucha amorosa, de enriquecimiento entre pares, energía femenina que se despliega y contribuye a la construcción de un mundo mejor.   Info: quebuenosaberdevos@gmail.com – 15/58059979. Las esperamos!!

La carcajada que se manifiesta entre mujeres que se encuentran juntas, reunidas, es algo que en general ocurre en ausencia de los hombres. Es un popurrí es­pontáneo de sensaciones compartidas que suele surgir en medio de una charla sincera y absolutamente veraz. La risa brota como reacción frente a historias que con­tamos de nosotras mismas y que podrían ser relatos «de esos que nos hubieran podido pasar a cualquiera» y que narran momentos pasados triunfantes o vergon­zosos. Las historias y la risa se van acumulando hasta entrar en ebullición, y el resultado es un estado general de diversión. No es posible contar el porqué; es una risa “del momento”. Una risa en la cual las endorfinas, las moléculas de la emoción, sanadoras y procuradoras de bienestar, fluyen. Cuando las mujeres maduras se reúnen, es muy probable que rían hasta que les salgan las lágrimas porque saben entender cuándo se encuentran con mujeres de sensibilidad parecida y porque no necesitan ponerse una careta. No hay jerarquías en este caso.

Cuando hablo de la risa curativa de las mujeres ante públicos variopintos, siempre comento que luego las ancianas confiesan haberse reído tanto que sueltan fra­ses del estilo «me mojé las bragas»; entonces hago una pausa y digo: «y siendo postmenopáusica…», frase que va invariablemente seguida de un estallido de risas entre las mujeres del público, pues saben muy bien que eso es lo que en realidad ocurre. Es un atisbo del hu­mor curativo, que reconoce y saca a la luz los proble­mas que nos unen en lugar de dividirnos. Es una por­ción de vivencias compartidas.

Los hombres han acusado a las mujeres de no poseer sentido del humor porque no nos reímos de los chistes que ellos consideran divertidos. El análisis que Freud realiza del humor, y que demuestra que es hostil, con­tribuye a explicar el porqué (sobre todo cuando va di­rigido contra las mujeres). Luego están los chistes que cuentan los niños y que son escatológicos, humor de caca-pis, que los hombres ya adultos todavía encuen­tran graciosos. Las niñas y las mujeres maduras, en cambio, no alcanzan a comprender la razón.

Las dificultades entre los sexos han llevado a ciertas mujeres a describir el desafío como un problema de «comunicación entre miembros de la misma especie», lo cual se aplica sobre todo al humor. No obstante, el humor como válvula de escape para la hostilidad o la superioridad atrae a ambos sexos por igual. Los chistes sobre rubias tontas, suegras y bromitas sarcásticas en general, incluyendo los chistes que atacan a los ma­chos, son válvulas de escape para canalizar la hostili­dad. Esta clase de humor no deja a la persona con una sensación de bienestar, y la calidad de la risa es dife­rente; comparada con la alegría o la risa curativa, en ella se advierte una falta de afecto.

El grado de comodidad que convida a la risa entre mujeres proviene de la sensación de estar entre iguales; por muy profundamente que amemos a un hombre en concreto, en general es cierto que el sexo masculino pa­rece una especie separada de nosotras. Como Carolyn Heilbrun expuso a modo de reflexión en The Last Gift of Time: «Doris Lessing se preguntaba si alguien que observara la humanidad no llegaría a la conclusión de que hombres y mujeres forman parte de especies distin­tas, por ser tan diversos sus entretenimientos, obsesio­nes y costumbres; idea, por cierto, que se les ha ocurri­do a todas las mujeres en algún momento». Esta sensación de hallarse entre semejantes, sin embargo, no es un sentimiento universal que se dé entre las mujeres, dependerá de si compartimos la noción arquetípica de la solidaridad entre mujeres.

La risa de las ancianas se nutre de un pozo profun­do de sentimientos. Es la expresión del triunfo del es­píritu y del alma sobre aquello que podría habernos destruido o convertido en unas amargadas; es porque ocurriese lo que ocurriese, o dejara de ocurrir, eso no nos convirtió en unas quejicas. A veces es más pareci­do al humor negro; o sea, que con independencia de la edad o el aspecto que tengamos, en este momento seguimos aquí y nos reímos juntas. La alegría es la ex presión espontánea de la libertad y la celebración.

Autora: Jean Shinoda Bolen,  LAS BRUJAS NO SE QUEJAN

Imagen de cuadros de Georgia O’Keefe

Anuncios

1 thought on “Nosotra que nos Queremos LAS ANCIANAS SE RÍEN JUNTAS”

  1. me encantaria que este grupo,funcuine en mi provincia-san miguel de tucuman,ya que la mayoria somos mujeres mayores con ganas de vivir,y seguir evolucionando,y siempre esta el humor,reirnos de nosotras mismas,para fortificarnos.pero falta una persona que guie,que transforme…y es una idea tan buena y saludable,querernos,aumentar nuestra autoestima,son años para vivir,si no padecemos de dolores fisicos,porque los del alma,solo reuniendonos con un tema y poder soñar ,contar anecdotas graciosas y tambien de las otras para compartir todo,dolor alegrias y esperanzas,con la fortaleza de nosotras las mujeres,con la impronta y generosidad de un abrazo,personalmente sufri en mi vida…quien no…pero mi hijo de 18 años murio y tengo mi hija ,y ella fue el motivo porque encontre un sentido a la vida ,y trato de ayudar y sonreir,la vida pasa demasiado rapido y es hora de ser felices con lo que nos queda ,y si son nuevos amigos bienvenidos sean,y bendecidos,para lo que me ofrescan,todo sera bueno a partir que tenemos amor y comprension para dar.-estas cosas son tan necesarias,la mas…la primera necesidad del hombre …es comunicarse¡¡gracias y estoy a su disposicion amigas ,lo que necesiten de mi y pueda cumplir lo hare ,me fascina que las mujeres corramos con lo lobos cuanto aprendizaje.un abrazo.-laura

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s