CALEIDOSCOPIO

El valor de lo femenino


Cada fracción de segundo, cada minuto, en cada ciudad de cada país, lloran más mujeres, fuerte o calladamente, de lo que nadie, hombre o mujer, se imagina. Lloramos por nuestros hijos, nuestros amores, nuestros padres y nosotras mismas. Lloramos avergonzadas porque sentimos que no tenemos derecho a llorar, y lloramos en paz porque sentimos que ha llegado la hora de hacerlo. Unas veces gemimos en nuestro llanto y otras damos alaridos. Lloramos por el mundo. Sin embargo, pensamos que lloramos solas.
Creemos que nadie nos oye. Y ahora todas debemos escuchar. Hemos de coger la mano de la mujer que llora y ayudarla con ternura, porque de otro modo «ella» -esta ensombrecida identidad femenina colectiva- se convertirá en un monstruo que ya no permitirá que no lo oigan. Debemos escuchar y comprender a la mujer en el mundo de hoy, tal como existe en este momento: una prisionera que aún lleva encima todos sus viejos y sucios emblemas. Es como una niña, pero no es una niña. Es nuestra madre, nuestra hija, nuestra hermana, nuestra amante. Ella nos necesita y nosotros la necesitamos.

CALEIDOSCOPIO

TÚ ERES TU PROPIO SANADOR


Eres tú, y sólo tú, quien se sanará a sí mismo. Eres perfectamente capaz de ello. El proceso de curar una enfermedad personal es, de hecho, un acto de habilitación personal. Es un viaje personal, una travesía diseñada por ti como una de las mayores herramientas de aprendizaje que puedas encontrar jamás. Tu viaje curativo incluirá, por supuesto, una consideración y utilización de las mejores herramientas que la medicina moderna puede ofrecerte, así como las mejores herramientas que la medicina holista puede brindarte.
Desde una perspectiva más profunda, la enfermedad es provocada por un anhelo insatisfecho. Cuanto más grave sea la enfermedad, más intenso es el anhelo. Es un mensaje de que de algún modo, en alguna parte, tú has olvidado quién eres y cuál es tu objetivo. Has olvidado y te has desconectado del objetivo de la energía creativa presente en tu núcleo. Tu enfermedad es el síntoma de ello: la enfermedad representa tu anhelo insatisfecho. Así pues, por encima de todo, utiliza tu enfermedad para sentirte libre de hacer lo que siempre has deseado hacer, de ser quien siempre has querido ser, de manifestar y expresar quien ya eres a partir de tu realidad más profunda, más amplia y más elevada.
Si de veras has descubierto que estás enfermo, prepárate para el cambio, confía en que tu anhelo más intenso saldrá a la superficie para acometer tu realización. Prepárate para dejar de correr y volver para enfrentarte a la fiera que llevas dentro, sea lo que fuere lo que esto significa para ti personalmente. Sugiero que la mejor forma de empezar a averiguar el significado de tu enfermedad consiste en preguntarte:
«¿Qué es lo que he anhelado y todavía no he conseguido realizar en mi vida?».
Te sugiero que encuentres, tarde o temprano, un vínculo entre ese anhelo insatisfecho y tu enfermedad. Es dentro de este marco fundamental de salud y curación donde podrás restablecer tu salud. Me refiero no sólo a la salud de tu cuerpo físico, porque de hecho eso es secundario, sino a la salud del espíritu, la salud del alma.

Bárbara Ann Brennan
Hágase la luz. Manos que curan 210945620_10206332990509335_2138242747873566969_n

#pupilarroude #coachespiritual #desarrollopersonal

CALEIDOSCOPIO

Miedo


Dejad que el miedo sea vuestro aliado. El miedo tiene mucho que enseñaros. El miedo es la experiencia de estar desconectado de quiénes sois en realidad; es lo contrario del amor. El miedo puede ser un aliado si dejáis que lo sea, y limitaos a decir: «Tengo miedo». Al hacerlo continuamente, empezaréis a daros cuenta de que el miedo viene a ser un sentimiento. «Tengo miedo» se convierte en «Siento miedo». Es la reacción de retener sentimientos porque creéis que vienen demasiado rápido. Esos sentimientos se basan en un gran número de supuestos de lo que podría ocurrir. La mayor parte del miedo no procede de lo que ocurre ahora, sino de lo que podría suceder. Si sois capaces de permanecer en el momento presente, el miedo no os encontrará.
El miedo es la proyección en el futuro de algo que aconteció en el pasado, a través de una enorme lente de aumento.
Así pues, cuando vosotros tenéis miedo, no estáis en la realidad. Pero en lugar de negar lo que sentís, decid lo que sintáis en ese momento. Este simple acto os llevará al momento presente y, en consecuencia, os preservará del miedo.

Bárbara Ann Brennan
Hágase la luz. Manos que curan 2

10169312_645770468842269_2333817870617205227_n-2

#pupilarroude #coachespiritual #desarrollopersonal

CALEIDOSCOPIO

REGALOS


“Cuando desperdiciamos nuestra energía culpabilizando a alguien y quejándonos, estamos entregando nuestro poder a la persona a la que responsabilizamos de nuestros males. Nuestro tiempo y energía están bien empleados cuando nos detenemos y nos preguntamos: «¿Cuál es la parte que me corresponde en esta situación y qué tengo que aprender de ella?» Al hacerlo, no nos estamos culpabilizando a nosotras mismas. No estamos culpabilizando a nadie en absoluto. Nos estamos abriendo a escoger cualquier aprendizaje que se nos presente. Es en este proceso en donde nos volvemos completas.”

Anne Wilson Schaef
Meditaciones para mujeres que hacen demasiado

#pupilarroude #coachespiritual #desarrollopersonal 10603692_693052290762114_1823007665172445279_n

CALEIDOSCOPIO

VALOR


“Cuando estamos alineadas con nosotras mismas y con nuestro proceso, estamos realmente alineadas con el proceso del universo. Cuando estamos alineadas con nosotras mismas, nuestras vidas parecen transcurrir sin esfuerzo. Cuando tenemos el valor de confiar en nuestra intuición, la vida comienza a vivirse a sí misma.
Mi intuición me conecta con la voz que necesito escuchar.”

Anne Wilson Schaef

10644446_482712741831989_7950400507182937345_n#pupilarroude #coachespiritual #desarrollopersonal

CALEIDOSCOPIO

DEVENIR/ACEPTACIÓN


“La vida es un proceso. Nosotras somos un proceso.Todo lo que ha sucedido en nuestras vidas ha sucedido por una razón y es una parte integrante de nuestro devenir.
Uno de los desafíos de nuestra vida consiste en integrar sus piezas tal como las vivimos. A veces, es tentador intentar rechazar grandes periodos de nuestras vidas u olvidar acontecimientos significativos, en especial si han sido dolorosos. Intentar borrar nuestro pasado es robarnos a nosotras mismas nuestra propia sabiduría ganada con tanto esfuerzo.
No existe una niña o una adolescente dentro de nosotras. Existe la niña o la adolescente que ha crecido dentro de nosotras.
Cuando nos damos cuenta de que entre las fuerzas más importantes que aportamos a nuestro trabajo están las experiencias de vida y las edades que hemos tenido, tal vez, no tengamos pena de envejecer.
Mi sabiduría surge cuando acepto e integro todo lo que he sido y todo lo que me ha sucedido.”

Anne Wilson Schaef
Meditaciones para mujeres que hacen demasiado

10303803_894442130575208_7067917276725495178_n-2

CALEIDOSCOPIO

FORTALEZA


“No siempre tenemos que ser fuertes para ser fuertes. A veces, nuestra fortaleza se expresa siendo vulnerables. A veces, necesitamos deshacernos en pedazos para rehacernos, y seguir sobre el camino.
Todos tenemos días en que no podemos empujar más duro. En que no podemos contener las dudas en nosotros mismos, en que no podemos dejar de concentrarnos en el miedo, en que no podemos ser fuertes.
Hay días en que no podemos concentrarnos en ser responsables. Ocasionalmente, no queremos quitarnos el pijama. A veces, lloramos delante de los demás. Exponemos nuestro cansancio, nuestra irritabilidad o nuestra ira.
No tienen nada de malo esos días. No tienen nada de malo. Parte de cuidar de nosotros mismos significa darnos permiso de “deshacernos” cuando lo necesitamos. No tenemos por qué ser torres perpetuas de fortaleza. Somos fuertes. Lo hemos probado. Seguiremos siendo fuertes aunque tengamos el valor de permitirnos sentirnos temerosos, débiles y vulnerables cuando necesitamos experimentar esos sentimientos.”

Melody Beattie
El lenguaje del adiós

a23de2497e7d43b1143eb69f1324adf5
Escribir una leyenda